Necesidades Psicológicas Fundamentales

Existen necesidades fisiológicas vitales para el ser humano como pueden ser respirar, beber o dormir. La no satisfacción de estas necesidades básicas puede significar la muerte de nuestro organismo en no demasiado tiempo.

En el plano psicológico podríamos decir que también existen necesidades psicológicas básicas. De la misma forma, éstas condicionaran nuestra conducta, nuestros pensamientos, nuestros objetivos… incluso, para autores como Georges Pierret, doctor en medicina y experto en terapia Gestalt, la ausencia total de estas necesidades psicológicas básicas puede suponer también la muerte de una persona.

Para recordar facilmente estas 3 necesidades psicológicas fundamentales podemos recurrir al acrónimo que se forma con cada concepto: Libertad, Amor y Seguridad. L.A.S

Tanto si a lo largo de nuestra infancia hemos tenido carencia de alguna de ellas, como si no, siempre vamos a ir en busca de la satisfacción de estas necesidades psicológicas básicas.

Las 3 necesidades provocan emociones, luego la emoción es una buena forma de poder identificar nuestra necesidad psicológica. Te proponemos que busques la tuya a través de tus emociones.

La libertad nos hace sentir que podemos llevar a cabo un pensamiento, sentimiento o acción de acuerdo con nuestra elección o voluntad. Sentirnos libres es sentir que se respeta nuestra voluntad individual y que además somos responsables de nuestros actos.

La falta de libertad, te va a provocar enfado, porque como sabemos el enfado nos informa de nuestros límites (alguna de nuestras líneas rojas se ha traspasado o se nos está imponiendo una limitación a nuestra capacidad). Podemos identificar la necesidad de libertad, de nuestro entorno o del mundo en base al enfado que observamos.

Será difícil que puedas desarrollar tu dimensión espiritual si sientes ausencia de libertad, si te sientes con dependencia emocional de personas o situaciones. 

El amor, según Pierret, el amor es una necesidad vital de establecer una relación con otro ser, de dar y recibir ternura y, por tanto, de sentir al otro. Según la escritora y conferenciante Pilar Gomez-Acebo, sentirse amado se puede traducir en sentir que importamos y en sentir que aportamos.

La necesidad de amor nos va a provocar una emoción de tristeza, de pérdida. Todas las personas necesitamos sentir amor y si sentimos emociones como la nostalgia, pena, melancolía… pueden indicarnos la no satisfacción de esta necesidad psicológica básica.

La Seguridad, cuando nacemos, se traduce en sentir la presencia del otro, luego se convierte en disponer de una mano sólida con la que contar y con la certeza de no ser abandonado. En la edad adulta, la seguridad la obtenemos a través de disponer de unos mínimos afectivos y físicos, de sentir que comprendemos el mundo y lo podemos gestionar.

La falta de seguridad siempre va a estar ligada con las emociones de Miedo, recordemos que el miedo nos informa de nuestra falta de recursos frente a una amenaza. La necesidad de seguridad y la necesidad de amor están estrechamente ligadas.

Tanto si has vivido carencia de alguna de estas necesidades como si no, buscarás satisfacerlas o mejorarlas

Ahora ya sabemos que LAS EMOCIONES entre otras cosas, nos pueden ayudar a identificar nuestras necesidades psicológicas fundamentales.

Te propongo un ejercicio…

Piensa en 3 personas importantes de tu vida (padres, hermanxs, pareja, hijxs, amigxs, compañerxs,…) y escribe, para cada una de ellas:

¿Cómo me demuestra/percibo/me doy cuenta que le importo?

¿Qué creo que le aporto?

Practica la Inteligencia Emocional

Elige el modelo que más te conviene

No sé vosotrxs pero yo necesito tener mis ideas ordenadas para empezar a trabajarlas.

Una guía, un camino trazado que yo pueda ir recorriendo a mi ritmo pero que tenga sentido y dirección, un rumbo.

Para la práctica y el aprendizaje de la Inteligencia Emocional se necesita una hoja de ruta, puesto que una vez abres la puerta a este concepto (la IE) te das cuenta de la cantidad de capacidades, habilidades y tareas que nos conviene desarrollar.

Para ayudarnos a todxs a organizar nuestro viaje personal he elegido 3 tipos de modelos de IE para poner en práctica. Modelos que yo misma utilizo y combino, dependiendo del tema que quiera trabajar y de la profundidad que pretenda alcanzar para cada uno de ellos.

Pónganse cómodxs que empezamos:

Modelo del Consorcio

Propuesto por el Consorcio para la Investigación de la Inteligencia Emocional en las organizaciones (www.eiconsortium.org).

Este consorcio puede presumir de estar compuesto por muchos de los miembros más relevantes de la Inteligencia Emocional como Peter Salovey, David Caruso, Reuven Bar-On o Daniel Goleman, sin ir más lejos, entre los más de 100 miembros que la integran de lugares de todo el mundo, EEUU, Europa, Asia, Australia u Oriente Medio

El consorcio está especialmente enfocado en la aplicación de la IE en las organizaciones y es por eso que he querido destacarlo entre los 3 modelos elegidos, porque tiene esa vertiente específica del mundo laboral que me parece imprescindible integrar en las empresas de hoy y en el futuro.

El modelo de desarrollo de la IE que nos propone el consorcio se apoya en 2 vertientes, la Personal y la Social.

En la vertiente Personal tenemos 3 líneas clave de trabajo: El autoconocimiento, la autoregulación y la automotivación

Del lado Social trabajaríamos 2 bloques: La conciencia Social y las habilidades sociales

Estas 5 capacidades generales, se subdividen y detallan en un total de 25 conceptos o atributos, como pueden ser la confianza en una misma, la empatía o la gestión de conflictos.

Yo aconsejo a todas las compañías, desde la más pequeña a la más grande, que sustenten la gestión del talento y el crecimiento de sus empleadas de todos los niveles en este modelo.

No perdáis la oportunidad de visitar la web del consorcio porque está llena de material, herramientas y artículos recomendadisimos.

Modelo de BarOn

El Segundo modelo que os traigo es uno de mis preferidos y viene de la mano del psicólogo Reuven Bar-On. Lo podéis encontrar tal cual si visitáis www.reuvenbaron.org

Este modelo se divide en 5 componentes o capacidades, que son:

  1. La capacidad de comprender las emociones así como para expresar nuestros sentimientos y a nosotros mismos
  2. La capacidad de comprender los sentimientos de los demás y relacionarse con la gente
  3. La capacidad de gestionar y controlar nuestras emociones para que trabajen a nuestro favor y no en nuestra contra
  4. Capacidad para gestionar el cambio y resolver problemas de carácter intrapersonal e interpersonal
  5. La capacidad de generar un estado de ánimo positivo y automotivarse.

Del mismo modo que las competencias que nos proponía el consorcio se subdividen en muchas habilidades específicas que trabajar, el modelo de los 5 componentes de BarOn se fragmenta en 15 factores clave que desplegar. Y este es uno de los motivos por los cuales este modelo me parece tan interesante, porque los 15 factores son poquitos, muy claros, concisos y sin interpretaciones: Autoestima, asertividad, independencia, tolerancia al estrés…

Modelo de Bisquerra

Por último, quiero presentaros el modelo de Rafael Bisquerra, referente de la Inteligencia emocional en el mundo hispano hablante, director de diversos postgrados en la Universidad de Barcelona, Catedrático de orientación psicopedagógica y licenciado en psicología y pedagogía entre otras muchas cosas e iniciativas.

¿Porqué elijo a Rafael Bisquerra?

Porque tuve el placer de participar de un pequeño curso impartido por él mismo a finales de  2019 (Navegar por el universo de las emociones) y la ilusión y la fe por la inteligencia emocional que transmite esta persona no la vas a encontrar fácilmente en ningún otro sitio.

En su libro “10 ideas clave Educación Emocional” podemos encontrar el camino que nos propone Bisquerra a través de 5 competencias emocionales globales.

  1. Conciencia Emocional
  2. Regulación Emocional
  3. Autonomía Emocional
  4. Competencia Social
  5. Habilidades de Vida y Bienestar

Nuevamente estas 5 competencias, se distribuyen esta vez en un total de 43 microcompetencias entre las cuales podemos encontrar la atención plena, la tolerancia a la frustración, la actitud positiva o las emociones estéticas. Este último concepto de emociones estéticas a mí me dio la vida cuando lo descubrí.

Podéis encontrar mucho más material en la web de la RIEEB, asociación que Rafael Bisquerra preside y de la cual tengo el honor de formar parte o en su web rafaelbisquerra.org

Si os dais cuenta, los 3 derroteros hablan prácticamente de lo mismo: Del trabajo personal, de la relación con los demás y de potenciar nuestra felicidad.

Una más enfocada al plano organizativo, otra al plano de la tarea personal y otra con una perspectiva también pedagógica, así que podéis elegir según lo que más os interese poner en práctica.

Pues bien, hasta aquí mi repaso a las 3 hojas de ruta que os propongo si es que tenéis el objetivo, el propósito o las ganas de trabajar “como la Diosa manda” vuestra Inteligencia Emocional.

Espero que estepost os sirva para empezar a trazar vuestro plan de crecimiento personal o para organizar lo que hasta ahora era un poco caótico.

Os animo a que os suscribáis a mi humilde canal de youtube y a mi canal de twitch donde hago directos de lunes a jueves y hablamos de un montón de cosas como esta, además de hacer terapia en directo.

Decidme en los comentarios cuál de las propuestas os ha gustado más y si habéis ido corriendo a visitar las webs. Dadle un súper Like y compartid con las personas que sepáis que van a darle buen uso a esta información.

Un beso enorme a todxs y ¡hasta la próxima chiquis!

SORPRESA Y ASCO

Emociones de primer nivel

Hasta ahora hemos visto las 4 emociones más potentes: ALEGRÍA, MIEDO, ENFADO y TRISTEZA. Sin embargo hay 2 emociones más que debemos tener en cuenta y, como con el resto, entender qué quieren decirnos y para qué nos sirven.

El Asco

Olores desagradables, sabores repugnantes, sensaciones asquerosas…¡Que grima! El asco es una reacción de primer nivel de supervivencia que trata de protegernos de agentes o sustancias externas que pueden sentarnos mal.

Pero hay veces que también sentimos asco ¡frente a una situación o una persona! ¿Cómo es posible?

El asco nos informa de que hay algo que rechazamos

No nos da miedo, no nos enfada… nos repugna. Y esto ocurre porque esa persona o acción, está en el lado opuesto a alguno de nuestros valores o creencias.

Por ejemplo, si uno de mis valores es la honestidad y soy consciente de que alguien ha sido deshonesto, me producirá rechazo e instintivamente, arrugaré la nariz, como si de un mal olor se tratara.

Photo by jeniffer Costa on Pexels.com

En el extremo del asco está la intolerancia lo cual puede llevarnos al alejamiento de personas y situaciones. En este sentido, llevar el Respeto y la Empatía por bandera, nos permitirá echar un segundo vistazo a la situación y valorar si el alejamiento nos beneficia o perjudica.

La Sorpresa

A priori puede venirnos a la mente un regalo o una fiesta, pero existen también las sorpresas desagradables.

Esta emoción es considerada “neutra” puesto que, dependiendo del estímulo externo que recibamos la experimentaremos como positiva o negativa.

La sorpresa aparece cuando sucede algo inesperado y es la antesala a cualquiera de las anteriores emociones

En la sorpresa estamos en un limbo, con los 5 sentidos puestos pero al mismo tiempo paralizados. Tratando de comprender lo que está sucediendo, nuestro cerebro se vuelve loco buscando explicaciones lógicas a 1000 revoluciones por minuto y nos dispara energía a nuestro cuerpo por lo que pueda pasar.

Photo by Emma Bauso on Pexels.com

Cuando sentimos sorpresa estamos 100% en el momento presente, viviéndolo, experimentándolo.

Fijaos en bebés y niños, que viven en la sorpresa constante, experimentando el momento presente como si fuese el único.

La sorpresa puede ser tan sumamente impactante que nos puede dejar en un estado de shock del que tardemos días en salir.

Estas 2 emociones, completan la lista de las 6 básicas de los post con la categoría: EMOCIONES

Para mí, aprender lo que cada emoción quiere decirnos es el paso “0” en el viaje del autoconocimiento, así que espero que hayáis aprendido tanto como lo hice yo misma en su día.

Deja tus comentarios, dime qué te han parecido y ¡comparte con el mundo!

TRISTEZA

La emoción que evitamos a toda costa

Si has visto la pelicula Inside Out (o Del Revés) de Disney, habrás visto el especial hincapié que se hace sobre la emoción de la tristeza.

Y no es casualidad porque, si hay una emoción sanadora, reparadora y catalizadora, es ella, la pesada, lenta y derrotista tristeza.

Si no has visto esta película, te la recomiendo a tí, a tus hijxs a tus alumnxs y a toda la humanidad

¿De qué nos informa la tristeza?

La tristeza nos informa de que hemos perdido algo

Cuando nos referimos a “algo”, puede ser: Un ser querido, un objeto o miembro, una idea, una expectativa, un estado,… “Algo” es todo aquello que tenía significado en nuestra vida (por lo tanto nos identificaba) y que por circunstancias diversas ya no está.

¿Qué hace la tristeza?

La tristeza aparece para ayudar a que el dolor por la pérdida fluya correctamente, a canalizarlo a través de las lágrimas, los suspiros, la pesadez,…

Las lágrimas son la manera que tiene nuestro cuerpo de expresar ese dolor

Y es que la tristeza nos ayuda ante un dolor desubicado de cualquier órgano. Nos duele el alma, los pensamientos, algo intangible.

Aunque a veces nos llevamos la mano al corazón y decimos que “se nos ha partido”, en realidad físicamente no nos duele nada que podamos tocar (aunque podemos llegar a somatizar ese dolor si no lo dejamos ir)

La tristeza se va retirando a medida que aceptamos nuestra nueva realidad.

Photo by Pixabay on Pexels.com

Tristeza, Nostaligia y Depresión

Éstos 3 términos son 3 niveles distintos de una misma sensación.

La tristeza, es una emoción ante la pérdida y nos acompaña en la reparación de nuestra nueva identidad sin “lo perdido”. La tristeza saludable, va acompañada de preguntas, de lágrimas, de solicitar ayuda a personas de confianza, de interés por integrar y aceptar la nueva situación a nuestra vida. La tristeza no significa inmovilismo.

La Nostalgia es un sentimiento que aparece al recordar algo positivo que existió en el pasado, no se trata de una reacción ante una pérdida reciente. Cuidado con ser demasiado nostálgicos y creer que “cualquier tiempo pasado fue mejor”, porque esa puede ser la antesala de la depresión.

La depresión no es una emoción ni es un sentimiento, es un estado emocional y mental de tristeza que tiñe de gris toda nuestra vida a todos los niveles. La depresión nos habla de quedarse atrapado en el pasado y sólo mirar al futuro con desidia y pesimismo sin ser capaces de disfrutar del presente. La depresión precisa ser tratada con terapia emocional y cognitiva para poder salir de esa espiral de negatividad. (Si necesitas ayuda, aquí me tienes ;))

Photo by Pixabay on Pexels.com

¿Cómo actuar frente a la tristeza?

Por pesada que nos parezca la tristeza y como con cualquier otra emoción no podemos evitarla ni conviene reprimirla en absoluto.

Primero de todo, toca aceptar la tristeza y permitirnos expresarla como necesitemos. Sin pudor o vergüenza, seas niño o adulto, hombre o mujer, todos los seres humanos sentimos tristeza, así que llora.

Segundo, toca aceptar la pérdida. Esta tarea no es fácil y conlleva varias fases, tiempo y trabajo personal. En el proceso de aceptación encontraremos amor, culpa, enfado e incluso vergüenza, rabia u odio, no te preocupes, es natural.

Hay muchas actividades que puedes hacer cuando estas triste para facilitarte la aceptación:

  • Rodeate de las personas que amas
  • Haz ejercicio
  • Conecta con la naturaleza
  • Participa en algún voluntariado
  • Colabora con animales
  • Apuntate a hacer alguna actividad nueva, algo creativo
  • Escucha musica, mira peliculas y lee libros que te ayuden a despejarte
  • Cambia de aires, Viaja

Pero sobretodo habla, habla de lo que sientes. O escribe si no encuentras a nadie que te quiera escuchar. Expresa tu dolor y tus sentimientos, ponle palabras, ordenalos y comunícalos. Desahogate, deja ir la pesadez y libérate poco a poco del sufrimiento.

Photo by Pixabay on Pexels.com

En próximos post y vídeos, entraremos en el detalle de los Duelos, fases, apegos y tipos.

Aquí el post en video por si te da pereza leer hoy