Descubre tu Filosofía de Vida

Y encontrarás tu propósito

Puede que vayas un poco de cabeza en la búsqueda del sentido o del propósito de tu existencia, la respuesta al “¿Para qué me levanto cada mañana?” que te de fuerza y te motive.

Si este es tu caso, confío en que encuentres algo de alivio en este post.

De primeras quiero advertirte que parto de la base de la NO EXISTENCIA DE UNA DEIDAD, es decir, este post habla del encuentro de propósito para gente sin Fe.


El mundo se divide entre Oriente y Occidente y es en este sentido dónde te propongo que te posiciones en cuanto a Filosofía de vida, es así de simple.

La filosofía Oriental, tiene como finalidad la Paz, el Equilibrio, la Serenidad, la Armonía, la Calma…

Desde Oriente, se postula en mayor medida un mensaje de Aceptación, de Observación de nuestra propia existencia con el objetivo de Integrarnos en un TODO, de Adaptarnos y Fundirnos en una Eternidad Natural de las cosas.

La relajación y la meditación, así como la contemplación, forman parte de las prácticas cotidianas que nos acercan a ese estado de ligereza vital.

El respeto y utilidad por todo aquello que nos rodea, incluso lo más desagradable, la Naturaleza como máxima expresión de Poder y el aprendizaje a lo largo del tiempo, paciente y trabajado, son marcas de la casa de la filosofía de vida Oriental.

La vida es un ciclo y nosotras formamos parte de él

Photo by icon0.com on Pexels.com

La Filosofía Occidental, está motivada por la Felicidad, la Alegría, el Entusiasmo, el Gozo…

Desde Occidente se nos anima a la Acción, al Movimiento, con el objetivo de llevar a cabo los Cambios necesarios para que el mundo sea un lugar donde vivir sea un Placer y un Júbilo.

Autorrealizarnos, Empoderarnos, marcarnos objetivos y Alcanzarlos, experimentar el Logro, Superarnos, ser útil para otrxs, Aportar y Significar, son algunas de las muchas propuestas que la filosofía Occidental nos propone para darle sentido a nuestra vida.

Sé tu mejor versión

Photo by Bekka Mongeau on Pexels.com

¿Dónde se encuentran ambas filosofías?

Darle valor al error: Para adquirir fortaleza, aprendiendo de la experiencia. La equivocación como enseñanza o como camino correcto.

Desde dentro hacia afuera: Yo tengo el poder interior infinito para Transformar el mundo o de mí depende encontrar el camino de regreso al Todo eterno y a mi lugar en el ciclo de la existencia. Ambas filosofías apuntan al trabajo personal e individual, al encuentro contigo mismx.

Trabajo de por vida: Una y otra perspectivas dejan claro que este no es un “trabajo temporal”, no hay una pócima mágica que te traerá la Felicidad o el Equilibrio Interior y alcanzarás la iluminación, sino que es un ejercicio de por vida que requiere esfuerzo y constancia.


Te invito a que mires dentro de tí y tomes una decisión. Elige una de las 2 opciones, la que sientas que va más contigo y con tu manera de ser y estoy convencida que te encontrarás con pequeños propósitos que apuntarán en una dirección satisfactoria para tí.

Sea como sea, con Fe o sin ella, Oriental u Occidental, es incuestionable que el ser humano Necesita tener un Propósito, un Motivo por el que seguir transitando su vida.

Ya sea por el placer de vivirla, por fusionarte con ella o por el contento de dejar un lugar mejor del que te encontraste… De una cosa puedes estar segurx: Sin tí esta VIDA no sería lo mismo.

Photo by Engin Akyurt on Pexels.com

AUTOESTIMA

El punto sobre el que se sostiene tu vida

Mucho oímos esta palabra desde hace algún tiempo pero, ¿Sabemos lo que es? ¿De qué se compone? Y sobretodo ¿Cómo se mejora (o hacemos que aparezca!)? Veámoslo.

¿Qué es la Autoestima?

Hasta los 12 meses de vida como bebés, no sabemos que somos individuos, no tenemos conciencia de nuestra propia existencia ni mucho menos una noción de nuestro propio “Yo”. Es a partir de esa edad que empezamos a intuir que, ese cabezón sonriente frente al espejo somos nosotrxs.

Photo by Johan Bos on Pexels.com

Sabiendo esto, podemos decir que la autoestima no se hereda, se construye, desde el momento en el que nos percatamos que somos alguien por nosotrxs mismxs.

Sin embargo, nacemos con la capacidad de desarrollar nuestra autoestima (así como la empatía o la asertividad) y esta se va creando desde pequeñitxs en el núcleo familiar a través de:

  • Los mensajes que recibimos
  • La manera en la que se atienden nuestras necesidades
  • Nuestra propia experiencia

Como adultxs, tenemos la posibilidad de “reformar” una baja autoestima

¿Cómo sé si tengo una autoestima Alta o Baja?

Hazte esta pregunta y respóndete con sinceridad:

¿Necesito que los demás me reconozcan o aprueben para sentirme valioso, merecedor, digno o capaz?

Si la respuesta es sí, tu autoestima es baja o tambaleante en según qué circunstancias.

Si la respuesta es No, felicidades. (Puedes seguir leyendo igualmente)

Photo by Marta Branco on Pexels.com

¿De qué se compone la autoestima?

Autoconcepto: Sería la respuesta a la pregunta “¿Quién soy?” Me observo, me conozco y me describo tanto en el plano físico, como en el psicológico y conductual.

Autovaloración: Eso que soy… ¿Me gusta? ¿Lo considero, positivo o negativo? ¿Lo apruebo o lo condeno? ¿Qué me digo? ¿Cómo me hablo? ¿Me trato bien?

Autoaceptación: Pongamos que hay alguna de mis características personales que no me gusta demasiado o que me disgusta. Autoaceptarme significa que, a pesar de que no me agrada ese aspecto, sigo queriéndome, considerandome valiosa, merecedora y digna, y en caso de que sea posible, con capacidad para cambiar si yo lo decidiera.

Primero te quieres y luego te cambias. Si lo haces al revés estás perdidx

Gemma Romero

6 prácticas para potenciar la autoestima

Aquí te dejo las 6 prácticas que nos propuso Nathaniel Branden (Doctor en Psicología) que conviene no perder nunca de vista y trabajarlas para potenciar o fomentar nuestra autoestima.

Vive conscientemente: Conócete, observate y toma consciencia de quien eres. Escucha a tu cuerpo, tus pensamientos, tus sentimientos… Aprende de tí y reconócete sin tapujos.

Aceptate a tí mismx: Se tu mejor amigx, quiérete “a pesar de todo” y tratate bien. Permítete equivocarte y fracasar. Todxs lo hacemos.

Se responsable de tí mismx: Evita echarle la culpa al mundo de tus desgracias, evita dejar tu vida en manos de otrxs, valora tus necesidades y toma decisiones conscientes. Haz de tu vida aquello que tú quieres.

Autoafirmate: Liberate de la losa de agradar a todxs a cambio de ir desapareciendo tú. Muéstrate sin máscaras y sin miedo. Se quien tú sientes y déjate querer. Cambia si quieres, es tu derecho, pero no vivas para adaptarte a los demás.

Ten un propósito: Elige tus propias metas, decide en qué quieres enfocarte y cual quieres que sea tu camino. Valora los consejos de los demás pero no permitas que otras personas decidan qué y cómo debe ser tu vida

Integridad: Sé coherente y honestx contigo mismx. Siente, piensa, habla y actúa en congruencia con lo que eres. Dormirás mucho mejor.

Photo by Cliff Booth on Pexels.com

La autoestima no se desarrolla investigando sobre el tema, sino aplicando de por vida estos conceptos.
No se trata de aplicar todo a la vez sino paso a paso, con pequeños cambios.

Recuerda que si necesitas ayuda para arrancar éste proceso, aquí me tienes, presencialmente y online

Multipotenciales

No encuentro una vocación en la vida… ¡Tengo miles!

Conocer tu verdadero propósito, tu misión o “esa cosa” que hace que te levantes cada mañana es, probablemente, una de las cuestiones más profundas a las que tarde o temprano nos toca enfrentarnos a los seres humanos.

De hecho, existen cantidad de cursos, libros, talleres, prácticas, ejercicios y un largo etcétera de métodos para dar con nuestra brújula interna, esa que, pase lo que pase, siempre nos indicará el norte.

Photo by Valentin Antonucci

¿Qué quieres ser de mayor?

Desde pequeñxs nos preguntan acerca de qué queremos ser de mayores. Ya el hecho de colocar el verbo “ser” en lugar de “trabajar” nos indica hasta qué punto interiorizamos la necesidad de encontrar esa vocación esencial y primordial, aquello que nos identifique de tal forma que nos asegure “ser” alguien en la vida y de paso, poder dejarlo claro al resto del mundo.

Muchas personas, con esta pregunta inocente, se quedan envueltas en una madeja de interrogantes. Incapaces de elegir una única opción, buscan una respuesta que jamás encontrarán, ni de pequeñas, ni de adolescentes ni de adultas.

¿Porqué?

La respuesta la dió una espléndida mujer, Emilie Wapnick, en una TED conference hace justamente 4 años, la cual destapó una nueva caja de diversidad que muchas agradecemos y que hoy me gustaría compartir con vosotrxs.

Aquí tenéis el video de la conferencia en Youtube traducido al español.
Dura 12 minutos aprox.

Poco puedo añadir a las palabras de Emilie, más allá de mi propia experiencia.

Os animo a que detectéis cuantas personas multipotenciales y cuantas personas especialistas os rodean y a que os fijéis a partir de ahora qué conductas o actitudes animáis y cuales condenáis.

Aprendices de todo y maestras de nada, mujeres y hombres del renacimiento, culos de mal asiento…

¡El mundo interconectado nos necesita!

Photo by Pixabay